Cuando empiezas a pilotar un monociclo eléctrico te contentas con mantenerte sobre él, acelerar y frenar progresivamente, coger bien las curvas y controlarlo a cualquier velocidad. Pero con el tiempo quizá te intereses por unos Kerambites para dar el salto a otro nivel. 

A medida que vas explorando las posibilidades del monociclo,  llega un punto en el que te planteas cómo superar bordillos o desniveles pronunciados. Es entonces cuando te preguntas: “¿cómo puedo levantar el monociclo del suelo?” o “¿cómo podría agarrarme a él más firmemente para conseguirlo?“.  Pues esa pregunta se la hizo Jabber hace tiempo y encontró la solución.  

Jabber es un ingeniero físico-tecnológico de 46 años y entusiasta de los monociclos eléctricos desde el 2015. Desde entonces ha desarrollado mejoras y modificaciones para sacarles el mayor partido.

El origen de los Kerambites

Hace un tiempo Jabber creó unos soportes laterales con impresora 3D mediante filamento PLA. La dureza del material utilizado y la poca ergonomía del diseño inicial no fueron acertados, ya que eran demasiado duros y producían dolor en los tobillos al usarlos.

Varios meses después, mirando el video de los astutos Kuji pads, se le ocurrió evolucionar su diseño inicial mezclándolo con el concepto de Kuji Rolls, también con el estilo del cuchillo táctico kerambit y utilizando neopreno en vez de plástico PLA. Con este nuevo diseño más ergonómico, atractivo y cómodo, nacieron los Kerambites.

La nueva versión de Octubre de 2020 se produce en goma EVA (etilvinilacetato), material muy firme pero suficientemente suave.

Se pueden adquirir por unos 20€ en tiendas físicas de Bielorrusia y Letonia, o bien pidiéndoselos directamente a Jabber a través de su cuenta de Instagram.

Experiencia de uso

Los Kerambites los recibes bien empaquetados y con unas instrucciones simples pero eficaces. Su diseño es muy atractivo y su forma ergonómica salta a la vista.

Son fáciles de colocar, pero es muy importante instalarlos correctamente para tener una buena experiencia

Para ponerlos correctamente debes seguir estas indicaciones:

  1. El extremo redondo del kerambite debe quedar alineado con el centro del pedal y a la altura justa de la anchura del pedal.
  2. El otro extremo puntiagudo, debe quedar 4 centímetros por encima del otro extremo redondeado para adaptarse bien a las piernas, ya que vamos inclinados hacia adelante.
  3. El Kerambite lleva un fuerte adhesivo para poder colocarlo sin esfuerzo sobre el lateral del monociclo.

En cuanto te subes de nuevo al monociclo, rápidamente notas un ligero “efecto pad” al topar tu pierna con la pieza, tanto frontal como dorsalmente. Esto mejora la conducción permitiendo dar un impulso extra tanto hacia delante como hacia atrás, pero sin la sensación de tener la pierna encajada como sucede con los power-pads. Si los has instalado con el ángulo de pendiente correcto, notarás comodidad al adaptarse a tu postura.

Sin necesidad de dedicarle tiempo de adaptación, puedes probar lo realmente interesante: ¡dar tu primer salto!

La parte superior de la pieza queda suficientemente alta para que no moleste en tu conducción habitual, pero suficientemente cerca del empeine como para impulsar la rueda hacia arriba si pretendes saltar. Al saltar con el cuerpo, el empeine topará con la pieza y ésta elevará la rueda. Según el peso de la rueda y tu estado físico te costará más o menos.

Al principio recomiendo utilizar calzado apropiado, de media bota o bota entera, para evitar rozaduras y molestias.

Tras dar tus primeros saltos, es inevitable buscar en el terreno nuevos obstáculos donde poner a prueba tu nueva habilidad y así mejorarla.

Sin duda una pieza que, por su bajo coste, debe tenerse en consideración para sacarle más partido aún al monociclo.

0 Comentarios

Contesta

©2020 I Wheel Survive, una comunidad premium y multipropósito..

Contacta

Dudas, consejos, sugerencias o propuestas ;)

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account