El cambio a un nivel superior: Ninebot Z10

¡Mejor precio de Ninebot Z en AliExpress!

¡Mejor precio de Ninebot Z en GearBest!

 

Este 2018 esperábamos grandes propuestas de las mejores marcas, desde la Inmotion V10/V10F hasta la Gotway Msuper X, pasando por la KingSong KS18L, incluso la KS18XL!, pero la que realmente ha dado un golpe sobre la mesa en cuanto a innovación de diseño y conducción ha sido Ninebot con su serie Z: Ninebot Z6 / Ninebot Z8 (limited)/ Ninebot Z10.

…la que realmente ha dado un golpe sobre la mesa en cuanto a innovación de diseño y conducción ha sido Ninebot con su serie Z

Especificaciones (de la Z10)

  • Motor: 1.800W
  • Batería: 1000Wh
  • Autonomía: 90km
  • Velocidad: 46km/h
  • Neumático: 18×4.1 inches
  • Peso: 24kg
  • Carga máxima: 150kg
  • Ángulo de ascenso max.: 25º
  • Protección: IP54 (batería IPX6)

 

La decisión

Ya llevaba 3.500km en 1 año y medio con mi primer monociclo eléctrico, el Ninebot A1, realizando un mínimo de 2 trayectos diarios de 4km cada uno hasta el trabajo. Iba cómodo ya que la maniobrabilidad y ligereza de la 9bot A1, sumado a los 30km de autonomía y los 21km/h que alcanza, eran más que suficientes para moverse por ciudad.

 

Pero cuando por una parte la empresa decidió trasladarse a 12km de mi casa, y por otra, que siempre que hacia salidas con el grupo estaba calculando cada kilómetro recorrido por si llegaba a los 30km, entendí que había llegado el momento de subir a un nivel superior.

Como buen entusiasta, estuve horas informándome y mirando reviews. Tuve incluso la suerte de poder probar la Inmotion V10, la KS16S, la Msuper 3s+ y hasta un prototipo de la Z (¡¡!!). Aunque ya sabéis que hacen falta más de 5 minutos para poder adaptarte bien y adquirir un criterio válido, me sirvió para hacerme una idea. No entraré en detalle aquí para dar mis impresiones de cada una de las que probé aquel día, pero en ese momento aluciné con la V10, aunque buscaba algo con más “asentamiento” para recorrer cada día esos 24km (¿baterías posicionadas en los laterales?).

A su vez, ya que iba a cambiar de rueda, quería una que me aportase algo más a parte de autonomía y velocidad. ¿Tal vez un modo de conducción totalmente diferente? Eso solo me lo podría aportar la serie Z de Ninebot.

…quería una que me aportase algo más a parte de autonomía y velocidad. ¿Tal vez un modo de conducción totalmente diferente?

Finalmente, tras decenas de videos y reportajes analizando las variables de precio, especificaciones y sensaciones, la balanza estaba firmemente decantada por la KS18L, pero una super-oferta inesperada de la Ninebot Z10 (descartada únicamente por su elevado precio inicial) me rompió todos los esquemas y me lancé a ella. Así empezó todo.

 

El pedido

Fue un comprador poco conocido quien ofreció por primera vez la Ninebot Z10 por menos de 1.4o0€ (cualquier oferta de la Ninebot Z10 por debajo de 1.400€ no requiere pensar, debes lanzarte! Es un precio incluso ridículo para semejante producto). Así que así lo hice, sin contemplación.

Tras el pedido y pago, empezó una agonizante espera de 35 días con sus respectivas noches, en los que mi futuro monociclo eléctrico recorría toda la ruta de la seda, atravesando Oriente de punta a punta y superando el nuevo tsunami que azotó Indonesia. Como la previsión de entrega era entre 35 y 50 días (¡¡!!) me plantee no mirar ni tan siquiera el nº de seguimiento hasta el 35º día de envío para no desesperarme. No fue así, a las 2 semanas ya estaba consultando a diario la web de seguimiento por si se actualizaba la información (un ejemplo claro del significado de “ansia”).

“…Llegó el 35º día a mi casa, aunque según el seguimiento, aun se suponía que la rueda seguía en el tren, pero por sorpresa recibí la ansiada llamada de UPS…”

El primer nº de seguimiento que te dan empieza por “TH” + 14 números, con el que solo puedes saber qué día la subieron al tren y teóricamente saber cuándo bajaría de él una vez llegase a Alemania, pero eso nunca sucedió. Llegó el 35º día a mi casa, aunque según el seguimiento, aun se suponía que la rueda seguía en el tren, pero por sorpresa recibí la ansiada llamada de UPS. Por lo visto “los del tren” no actualizaron la información de seguimiento, por lo que nadie sabia que ya habían pasado a recoger el paquete los de UPS. Teóricamente, una vez lo recoge UPS, te facilitan un nº de seguimiento que empieza por “1Z…” y puedes controlar diariamente el envío de Alemania hasta tu puerta, pero eso nunca lo sabré.

¡Descubre cómo hacer seguimiento al tren de Oriente!

Me topé con una caja enorme y peso significativo, aunque el disparo de dopamina que produce ver que ha llegado tu tan esperado VMP, te ayuda a transportarla sin apenas esfuerzo. Como era de esperar, se ocultó cualquier rastro de “aparato diabólico de elevado coste cargado con baterías explosivas peligrosas”, informándose en la caja que se trataba de simples ruedas valoradas en 20€ (sabrán ellos como funcionan en aduanas).

Dicho todo esto, hoy no hubiese optado por este comprador, sino que me hubiese decantado por el que dejo aquí seguidamente, ya que tiene muchas más Zs vendidas, con opiniones de excelente puntuación, precio extremadamente competitivo y una empresa de mensajería más seria que el fabuloso tren de Oriente. Para facilitarlo, aquí dejo el enlace donde comprar:

¡Mejor precio de Ninebot Z en AliExpress!

¡Mejor precio de Ninebot Z en GearBest!

 

Desempaquetando

Al sacar la rueda de la caja pensé que iba a ser enorme, pero su diseño compacto en el que se ha dejado a la vista el 70% de la rueda, hace que parezca una rueda mucho más contenida.

Los materiales tanto de la rueda como de sus accesorios son excelentes y tremendamente fáciles de montar. Viene con unas protecciones extras de goma para la zona superior e inferior muy fáciles de poner y quitar, el guardabarros, trolley, papel de lija para los pedales y un destornillador para poder montarlo todo.

Algo muy positivo es que puedes comprar todos los accesorios, componentes y recambios de la Ninebot Z por separado, por si has de sustituir alguno:

Accesorios y recambios

 

Modo hibernación

Algunas Ninebot Z10 llegan con la batería descargada por el viaje al que se someten. La mía no iba a ser una excepción.

Cuando sucede esto, la batería entra en un modo “hibernación” que requiere activarla. Se sabe si está en modo hibernación si al conectar el cargador, este sigue con el piloto en verde, como si estuviese 100% cargada, pero no se enciende.

Para activarla (o revivirla), se debe abrir la tapa de la derecha, desconectar la batería (conector amarillo), pulsar el botón de encendido 5 segundos y luego volver a conectar el cable y cerrar la tapa. Al conectar el cargador los primeros segundos parpadea el piloto de verde a rojo para finalmente quedarse fijo en rojo (cargando). Le di solo una horita de carga, necesitaba probarla ya!

…Se sabe si está en modo hibernación si al conectar el cargador, este sigue con el piloto en verde, como si estuviese 100% cargada, pero no se enciende…

Una curiosidad: el piloto del cargador no solo tiene las tonalidades rojo (cargando) / verde (cargado), sino que en los últimos minutos va del rojo al verde pasando diferentes tonalidades de naranja y amarillo, avisando de que ya está acabando.

Como una imagen vale más que 1.000 palabras y un vídeo más que 1.000 imágenes, os dejo un video para que lo veáis aún más claro:

Primeras impresiones

Una vez montados los accesorios (si quieres) y de cargar la batería, es el momento de probar a la bestia. Poner las protecciones son una buena opción para empezar, ya que le otorgan un estilo más agresivo si cabe, a la vez que evitan que se ralle si llega a tocar el suelo (que no debería).

…vi claro que mi anterior rueda era un juguete y que por fin había madurado…

Al encenderla hace una señal acústica y se autoequilibra. Exige enlazar la rueda con la APP (que es de lo mejorcito que hay) y a visualizar un rápido manual de instrucciones y seguridad. Una vez hecho se sincronizó y descargó la actualización del firmware. Luego ya pude empezar a revisar la configuración (luces, freno asistido, alarmas, sensibilidad…). Durante el primer kilómetro está limitada a 10km/h.

 

Cuando me preparaba para pilotarla vi claro que mi anterior rueda era un juguete y que por fin había madurado. Subirse y empezar a rodar no fue tan traumatizante como se augura, ya que a baja velocidad es perfecta y permite girar tanto como cualquier otro monociclo. Tal vez no se pueda voltear tanto como una Inmotion ya que no es tan estrecha, pero se deja cabriolar sin problema. Por la limitación a 10km/h, me pasé el primer kilómetro jugando a doblegarla, calibrando su peso y probando la respuesta de arranque. Hasta entonces genial.

 

La experiencia

Como ya hice con mi primer monociclo, con el Ninebot Z10 también me lancé a la aventura sin dilación.

Sin haber superado aun el kilómetro de rigor limitado a 10km/h, salí a la calle sin opción a volver atrás, pues sí o sí debía dominarlo y llegar en condiciones y tiempo coherente al trabajo.

Al cabo de unos cuantos metros de salir a la calle se quitó la limitación de fábrica y pude ver en la APP como incrementó la velocidad máxima permitida, pasando de 10km/h a 46km/h. Fue entonces cuando pude probar los giros a cierta velocidad.

Sí, es cierto, la primera impresión cuando tratas de girar a >10km/h es “¡que esto no gira!”. Toda persona que la ha probado después de mi ha reaccionado igual, aunque también todos han coincidido en su robustez y caras de fascinación. Pero de tanto leer reviews y consejos (sobretodo del paladín de la serie Z en España: Rober Ace) sabia que debía “tumbarme” para tomar las curvas.

…el tiempo de re-aprendizaje que requiere la serie Z se basa en el tiempo que tardes en confiar en ella…

Empecé a evaluar y comprender gradualmente el comportamiento de la rueda en los giros cuando se va a cierta velocidad y entendí que el tiempo de re-aprendizaje que requiere la serie Z se basa en el tiempo que tardes en confiar en ella para plegarte en una curva, comprender que no te vas a caer. A los pocos minutos lo vi claro: he cambiado de ciclomotor a motocicleta.

Mientras que con cualquier monociclo eléctrico (a excepción de algunos, como la Gotway Monster, MsuperX o Tesla) puedes girar fácilmente, con un simple juego de tobillos, con la serie Z es impensable: la serie Z no se deja llevar, requiere “pilotarla”. Es justamente este hecho lo que todo piloto Z veo que intenta explicar cuando quiere transmitir estas sensaciones. Cuando consigues entender (y por consiguiente, confiar en) el comportamiento de la Z en curvas rápidas, es cuando no puedes parar de coger velocidad para esquivar obstáculos tumbándote, es una sensación única.

La comparativa que hago quizá lo aclara un poco: una Derbi Variant la puedes desplazar a peso sin mucho problema o manejarla con movimientos bruscos de manillar y piernas. En cambio, una Harley 1200 custom te exige conducirla, entender que requiere una acción planeada para conseguir tu propósito. A cambio, al pilotarla te da una sensación de aplomo y confianza, de seguridad.

Cuando capté el sentido al 100% sobre los giros fue al segundo día, tras recibir de Rober Ace el consejo de “al querer girar, saca la rodilla sin miedo“, ya que vio un corto video que grabó un compañero y compartí en el grupo de whatsapp. Al hacerlo, el cuerpo se inclina y crea el efecto para las curvas. Gracias Rober!

Ahora, un par de semanas más tarde y con unos 300km recorridos, no cambiaria por nada la Ninebot Z10. Su autonomía, velocidad y modo de conducción ha superado mis expectativas sobradamente.

 

Pros y contras

Pros

  • Comodidad: su aplomo aporta una firmeza extra.
  • Seguridad: las 3 alarmas de velocidad configurables y la robustez de la rueda aportan confianza.
  • Terrenos hostiles: a diferencia del resto, no notas diferencia al pasar por arena, tierra o nieve.
  • APP: su aplicación móvil es excelente, con muchas opciones de personalización.
  • Materiales: tanto la rueda como sus accesorios son exquisitos y puedes adquirir repuestos de todos ellos.
  • Precio: actualmente puedes encontrar la Z6 por unos 800€ y la Z10 por 1.400€, verdaderas gangas VS su competencia.

Contras:

  • Peso: sus 24kg la hacen una de las ruedas más pesadas del mercado.
  • Trolley: ligado al peso, es complicado diseñar un trolley lo suficientemente robusto, aunque no está tan mal como esperaba.
  • Ergonomía: las protecciones extras sobresalen de la linea de la rueda, hecho que crea rozaduras en las piernas. Puedes solucionarlo poniendo cinta de espuma, pero es un apaño.
  • Mirar atrás: pues eso, una vez pruebas la serie Z no puedes mirar ni volver atrás, cualquier otro monociclo eléctrico te parecerá un juguete 😛

 

Conclusiones

Puedo decir que existen 2 tipos de monociclos eléctricos: la serie Z y el resto.

No digo que sea el mejor monociclo eléctrico; ya sabemos que hay un monociclo para cada uso y que hay otros que alcanzan velocidades aún más elevadas, otras que su autonomía es mayor, o que son mejores para callejear, o para hacer malabarismos, o que suben con más facilidad ciertas inclinaciones… pero ninguna aporta las sensaciones de pilotar una Z.

Bajo mi criterio, la serie Z es ideal para carretera/calzada, recorridos medio-largos donde primas la estabilidad, comodidad, robustez y disfrute, frente a las piruetas circenses y esquivos constantes de obstáculos.

Es por ello que para ciertos caminos rurales con grietas profundas, creo que una rueda más estrecha puede ser óptima (de ahí que alguna crítica sitúan a la Msuper X como la más apta para offroad, aunque sobre tierra arenosa sin vastas grietas gane la Z). O por ejemplo, si tus trayectos van a ser habitualmente por zonas peatonales o con un alto número de pequeños obstáculos, tal vez sean más cómodas las Inmotion.

En cualquier caso, el Ninebot Z es un monociclo con unas características diferentes a lo que estamos acostumbrados, que promete no dejar indiferente a nadie.

 

Desmontando falsos mitos

 

1) La Z no gira

 

2) Tampoco será tan diferente en terrenos hostiles

 

3) Con tanto peso, será difícil frenar

 

4) Con tanto peso, no será manejable

 

5) El trolley que lleva es deficiente

  • El trolley que lleva integrado (pero que puede desmontarse) fue criticado inicialmente, puesto que no es tan robusto como “se esperaba”. Este trolley tiene un diseño atractivo con el que consigue soportar un gran. Por el ángulo de inclinación han conseguido una estabilidad y practicidad notable, muy envidiable por usuarios de la Gotway Msuper, la cual lleva el trolley en la parte trasera y la desestabiliza al tirar de ella. Eso sí, se nota mayor comodidad llevándola al revés.
  • A parte, he podido comprobar que es tremendamente cómodo abrirlo y cerrarlo, ¡incluso mientras pilotas a baja velocidad! Claro, diréis “¿¿y para qué vas a querer extenderlo o contraerlo mientras vas encima??“, pues bien, porque tiene unas dimensiones idóneas para colgar el casco. Si estás llegando a tu destino o si estás transitando lentamente y quieres evitar ir asustando a los peatones (sí, cuando vas subido a un “aparato diabólico”, se les multiplica el miedo irracional si llevas puesto un casco integral), colgar el casco es cómodo tanto en marcha como estando la rueda aparcada:

 

Si accedes al grupo de Telegram Ninebot One Z Spain (consulta los diferentes grupos que existen), podrás estar al día de las ofertas y promociones, ver los videos y fotos de los participantes y conocer los entresijos de la serie Z.

 

To be continued…

Review de la Ninebot Z10: ¡la evolución!
5 (100%) 5 votos

Contacta

Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account