Review y comparativa de Inmotion V10F vs Ninebot Z10

¡De vuelta a la diversión!

¡Mejor precio de Ninebot Z en AliExpress!

¡Mejor precio de Ninebot Z en GearBest!

¡Mejor precio de Imotion en AliExpress!

 

En verano tomé la complicada pero sabia decisión de lanzarme a por una Ninebot Z10. Desde entonces estoy muy convencido de mi decisión y disfruto de la Z10 a diario (accede a la review completa), pero algo me torturaba: ¿habría escogido realmente bien?

La suerte se cruzó en mi camino al conocer a Héctor, estupenda persona y dueño de una flamante Inmotion V10F. A él le sucedió algo parecido a mí, pero acabó decantándose por el último modelo de Inmotion, así que vimos claro lo que debíamos hacer: aunque fuese doloroso, nos intercambiaríamos los monociclos durante un par de semanas para ponerlos a prueba y hacer una comparativa desde 2 visiones diferentes: del que viene de la V10F y va a la Z10 y al revés. Sin duda 2 de las ruedas más importantes y atrayentes del 2018.

Esta review y comparativa es la que aporto yo, viniendo de la Ninebot Z10, por lo que le daré más peso al estudio de la Inmotion V10F y añadiré las notas en granate comparativas con la Z10 al final de cada apartado. ¡Empecemos!

 

 

Características:

Ambas ruedas tienen unas especificaciones TOP.

Las de Inmotion V10/V10F son las siguientes.

Puedes diferenciar visualmente una de la otra por la arandela cromada (V10) VS la arandela granate (v10F)

 

La Ninebot Z10 también saca pecho y muestra unas características envidiables:

 

Primeras impresiones:

Estéticamente la Inmotion V10/V1oF tiene un diseño espectacular. Sus materiales, formas y genuino trolley le dan un aspecto único, a parte de los 3 aros de luces led totalmente configurables. Es extremadamente ergonómica, hecho que ofrece una comodidad excelente si le sumas las almohadillas laterales. Al llevar las baterías en su parte superior hace que sea sumamente estrecha, aunque eso incremente su diámetro, pareciendo más bien una rueda de 20” en vez de sus 16” reales. Lo bueno es que esta altura y forma permite levantarla por el asa muy cómodamente (tiene bajo el asa un botón para interrumpir el funcionamiento y así evitar que se ponga a rodar a lo loco al despegarse del suelo).

Z10: en cuanto a diseño Ninebot ha roto todos los moldes. La Z10 entra en un nuevo paradigma, alejándose de las formas redondas u ovaladas. Los materiales son excelentes y viene con unas protecciones de goma extras para los primeros días (o las puedes dejar puestas, aportándole una estética más extrema). Las luces de «posición» son sutiles, pensadas con muy buen gusto y altamente configurables también. Personalmente agradezco que los fabricantes se alejen de la idea de crear bolas de discoteca rodantes.

 

Los pedales:

Lo más destacable sin duda son los mal-llamados “pedales”, ya que se trata realmente de unas macro-plataformas de 243mm x 129mm (¡enormes!) que dan una sensación de seguridad impresionante. A parte, se encuentran a 172mm del suelo, lo que dan si cabe, una mejor sensación. Personalmente los hubiese inclinado ligeramente en forma de “V”, creo que le aportaría una sensación sublime. Como única pequeña acotación diré que la plataforma de goma es bastante deslizante si llevas los pies mojados.

Z10: aun y ser unos generosos pedales de 195mm x 105mm, lejos quedan de las exageradas dimensiones de la V10F. Aun y así son muy cómodos y gana muchos puntos la base de lija, que te agarra de forma extraordinaria. 

 

El neumático:

Su neumático de 16”x2,5” proporciona buena estabilidad, aunque se echa de menos algún milímetro más después de los lanzamientos de la Gotway MsuperX (19”x3”) y la Ninebot Z6 / Z8 /Z10 (18”x4,1”). Sus 16″x2,5″ hacen que en ciudad sea muy dócil, manejable y divertida de llevar, perdiendo un pelín de efectividad de agarre sobre suelo arenoso o resbaladizo.

Z10: ¿que decir del neumático más ancho de los monociclos? Proporciona una estabilidad y seguridad en la conducción excelente, superando cualquier terreno hostil. La sensación es muy superior a cualquier otro, aunque penalizando la maniobrabilidad a altas velocidades.

 

El trolley:

El trolley es la parte que estéticamente me parece más atrevida a la vez que acertada estéticamente; personalmente me gusta el aire que le da. Cuando lo abres te das cuenta que tremendamente alto, lo que permite llevar la rueda muy cómodamente. Aún y así, he visto que no es de los brazos más funcionales, puesto que por su rigidez y tamaño, al elevarlo, debes anticiparte y apartar una de tus piernas o… tendrás un final fatal. A parte, para enchufar el cargador debes abrir el trolley, ya que no cabe el cable entre la carcasa y el asa.

Z10: parece ser que ha tenido historia este trolley. En la presentación oficial del CES de 2018 mostraron un diseño, los prototipos iban sin él y finalmente lleva otro por sorpresa. 

El trolley puede desmontarse y tiene un diseño atractivo con el que consigue soportar un gran peso. Por el ángulo de inclinación han conseguido una estabilidad y practicidad notable, muy envidiable por usuarios de la Gotway Msuper, la cual lleva el trolley en la parte trasera y la desestabiliza al tirar de ella. Eso sí, se nota mayor comodidad tirando del trolley al revés. A parte, es cómodo abrirlo y cerrarlo incluso en plena conducción y tiene unas dimensiones idóneas para colgar el casco. Es especialmente útil para llevar el casco colgado tanto en marcha como en parada o aparcado. 

 

Luces y batería:

El foco delantero es algo de lo más comentado y destacado, ya que es bastante potente. La luz roja trasera parpadeante cumple bien su función para ser visto. Los 3 aros led multi-color configurables a mi parecer han mejorado mucho en comparación con el modelo anterior (V8) aunque no soy muy fan de las bolas de discoteca.

El indicador de la batería se ve con facilidad (si la luz del indicador parpadea debes leer este artículo) y tiene la peculiaridad de que las últimas 2 rayas cambian de color cuando queda poca batería. Como también sucede con otras marcas, cuando bajas del 50% de batería, se reduce la velocidad máxima permitida (100%: 40km/h, 50%: 37km/h, 30%: 35km/h…):

Z10: el foco delantero es potente e incorpora un sensor de luz para que se encienda y apague automáticamente según la luz ambiente (también puede encenderse/apagarse manualmente o desde la APP). También dispone de luces DRL (luces de circulación diurna), requisito legal para poder circular en algunos países.

El indicador de la batería es similar, aunque encuentro un poco más llamativo el de la V10F. En la Z10 no cambian de color las últimas rayas cuando queda poca batería. Ninebot también aplica limitaciones progresivas de velocidad máxima según la carga.

 

Funda y parking:

Existe una funda protectora eficaz y reflectante que, aun siendo bastante popular entre los usuarios de Inmotion, tiene la misma singularidad que cuando dices que no crees en las hadas: cada vez que alguien cubre su rueda con ella, un diseñador de Inmotion muere (menos los del departamento textil, claro).

El soporte para poder aguantar el monociclo verticalmente es escaso, dificultando su equilibrio en terrenos un poco abruptos, aunque en la mayoría de suelos se aguanta sin problema.

Z10: por suerte (para mí) a Ninebot no se le ha ocurrido aun hacer una funda. Otros modelos sí la tienen, pero el efecto sobre sus diseñadores es el mismo que con Inmotion, así que cuidado. Como funda podemos contar las grandes protecciones de goma que incorpora la Z10, excelente complemento para prevenir rayadas y aportar una estética agresiva.

El soporte es bastante generoso y se mantiene verticalmente sin dificultad, mostrando el neumático en todo su esplendor. A mi parecer, tiene un diseño un tanto tosco e industrial, podrían haberlo biselado.

 

La APP:

Es una gran idea, con mucha información útil, pero le falta mejora.

A priori parece estar creada a partir de la misma base que la de Segway-Ninebot, pero cambiándole los colores corporativos y añadiendo información a destajo (en este caso no me parece aplicable el dicho «menos es más, así que ¡punto para Inmotion!). Las principales dificultades las encuentras al intentar enlazar el monociclo, que le cuesta muchísimo y, una vez conseguido, nada te asegura que en unos minutos se pierda nuevamente la conexión. Si eres afortunado y consigues un vínculo fuerte con tu móvil, conseguirás tener a tu alcance un sinfín de información sobre el estado y uso del monociclo. Podrás modificar el comportamiento de los 3 aros led externos, la sensibilidad de conducción y mucho más. Una curiosidad de esta aplicación es que mide la previsión de distancia a recorrer según lo que estés exigiendo a la rueda, por lo que constantemente los kilometros restantes iran recalculándose si vas a 5km/h o a 40km/h, si vas en llano o subida, etc.

Z10: diría que es la única marca que puede presumir de una APP bonita y efectiva. Muestra la información que precisas para conocer el estado de la rueda, así como múltiples funciones de configuración (a destacar la asistencia en el frenado, sensibilidad y la triple alarma). Se echa de menos un test del estado de las celdas de la batería o medir los picos de potencia.

 

La experiencia

El día que quedamos y pusimos las ruedas al lado vimos claramente que había una diferencia de tamaño. Aun siendo la Inmotion V10F de 16″ contra la Ninebot Z10 de 18″, la V10F se veía bastante más grande (más sorpresa me produjo el día que nos las devolvimos, donde vi a la Z10 como una mini-rueda habiéndome acostumbrado al tamaño de la V10F).

Subirse a la V10F después de pilotar a la Z10 es una pasada: vuelves a divertirte conduciendo. Tu entorno se transforma de repente en un escenario circense en el que todo vale; subido a unos zancos de 17cm, con un simple golpe de tobillos o juego de rodillas puedes casi girar sobre ti mismo, torcer la inclinación de la rueda como si nada y mover todo tu cuerpo y la rueda al unísono. ¡Vuelves a ser tú quien manda!

A diferencia de la Z10, desde el minuto 1 puedes llevar sin dificultad a la V10F (si vienes de cualquier otro monociclo, claro), se adapta a tus movimientos fácilmente y empiezas a notar lo extremadamente maniobrable que es. Esos macro-pedales elevados te permitirían bailar un swing sobre ellos si la rueda estuviera apoyada a algún lugar estable. Probé su potencia haciendo arrancadas agresivas y la respuesta fue excelente, así como su capacidad de frenada.

Las primeras horas de uso iba con cuidado, la rueda no era mía y no quería liarla. Pero al 3r trayecto/día, cual protagonista de un best seller de novela fantástica, resucité en la V10F, habiéndole cogido el pulso y forzándola hasta hacerle saltar la estridente (y por ello efectiva) alarma de los 40km/h. La 1ª alarma de la Z10 es bastante sutil y suave, la 2ª y 3ª ya es otra cosa.

La sensación de velocidad en la V10F es bastante más elevada que con la Z10, posiblemente por su ligereza y falta de aplomo. Cuando vas con la Z10 notas tal firmeza y respuesta que te relaja enormemente y te permite disfrutar de los trayectos.

También quise probar un pelín de offroad, pasando por lugares arenosos, con grietas y baches. En estos ambientes la Z10 siempre me ha respondido de forma excelente. He de decir que la V10F se ha comportado estupendamente frente a baches y protuberancias, las ha superado sin problema alguno. En cambio, en suelos arenosos y mojados ya es otro cantar. Sí que notas una leve inestabilidad, aunque me esperaba una reacción más adversa, así que estoy bastante contento con el resultado.

El hábitat de la V10F es claramente la ciudad: callejear, serpentear y esquivar pequeños objetos o dibujos en el suelo yendo a cierta velocidad. Con la Z10 puedes serpentear muy fácilmente, como con cualquier otro monociclo, pero siempre que no superes los 10km/h, esa es la barrera en la que se intercambian los poderes y pasa a mandar ella. Por contra, a altas velocidades la V10F no es tan estable como la Z10 y su conducción, aunque permite «plegarse» en las curvas (con cautela, no vaya a resbalarse), no llega a acercarse a las sensaciones que produce la Z10 de estabilidad y confort.

Al volver a nuestras respectivas máquinas me sorprendí nuevamente. Los primeros minutos de nuevo con la Z10 tuve que re-adaptarme a ella, ya que… ¡no giraba! ¿Os suena? jejeje. Pero nada, a los 5 minutos, habiendo vuelto a recordar cómo debía llevarla, me volví a enamorar. ¡¡Menudo cambio llevar una Z10!! Esa extrema estabilidad, aplomo, reacción, asentamiento, robustez…. me apasiona. No he vuelto a casa tan feliz como subido de nuevo en la Z10.

 

Conclusión

La V10F es una rueda excelente para ir por ciudad y para muchos otros usos: te da una libertad de movimiento inigualable y proporciona una diversión asegurada. Creo que es óptima para trayectos habituales de hasta 10km. Su diámetro, aunque enorme, cumple con su cometido aportándole ergonomía y comodidad máxima. El trolley, aun y no ser (a mi parecer) lo más práctico, tiene un diseño atrevido y su altura facilita mucho el transporte del monociclo caminando.

Consulta el mejor precio actual de la V10F

 

La Z1o, en cambio, es una increíble rueda para hacer kilometros y disfrutar del método de conducción. Dejarte llevar sobre un panZer, estable, seguro y firme, sin preocuparte por el estado de la calzada y sabiendo que te va a ofrecer toda la potencia que necesites en cualquier momento. El trolley, aun y no ser todo lo robusto que podría, tiene una forma ideal para hacerlo totalmente funcional. Si te interesa conocer mejor los entresijos de la Z1o, recomiendo leer su review más extensa.

¡Mejor precio de Ninebot Z en AliExpress!

¡Mejor precio de Ninebot Z en GearBest!

 

Y la ganadora…

Pues por todo lo comentado, estamos frente a 2 monociclos antagónicos: Inmotion ha priorizado la maniobrabilidad VS la estabilidad y Ninebot ha favorecido la seguridad y robustez frente la diversión acrobática.

Si nunca has tenido un monociclo tiraría a por la Inmotion. Si ya has tenido, por la Ninebot, para poder experimentar algo totalmente diferente al resto.

Y si buscar tener el top y crees en aquello del refranero popular «todos los extremos son malos«, apuesta por las nuevas Gotway MsuperX o Gotway Nikola, que superan en batería a las 2 protagonistas de este artículo y llevan una rueda de 19″x3″ y 16″x3″ respectivamente, una anchura que anda entre los 2,5″ y los 4,1″, ¿el equilibrio perfecto?

¡Consigue la mejor rueda actual al mejor precio!

 

1 Comentario
  1. […] este nuevo modelo han decidido apostar por un diseño que nos recuerda a los monociclos de Inmotion: por su diseño circular y por el asa que han incorporado: un brazo rígido con la forma curva de […]

Contesta

©2019 I Wheel Survive, una comunidad premium y multipropósito..

Contacta

Dudas, consejos, sugerencias o propuestas ;)

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account