+

Aikesu A8: el nuevo monstruo de los monociclos eléctricos