Un héroe recorre Sevilla en monociclo eléctrico

Los patinetes y monociclos eléctricos son conocidos como VMPs por sus siglas “Vehículos de Movilidad Personal” pero, ¿podrían significar en un futuro “Vehículo de Movilidad Policial“?

 

Pedro, un ejemplar ciudadano sevillano, pudo dar caza a un ladrón gracias a su valentía y al uso de un monociclo eléctrico que le permitió callejear como ningún otro medio de transporte le hubiese permitido.

Circulando de camino al trabajo, observó un escenario peculiar, en el que una mujer se tambaleaba con rostro preocupado y un individuo con actitud sospechosa se alejaba. Decidió actuar e ir tras el ciudadano de extraño comportamiento. Tras cerca de un 1km de intensa persecución entre callejuelas y zonas de imposible acceso para cualquier vehículo, Pedro consiguió recortar distancias hasta alcanzar al huidizo personaje, gracias al dominio del monociclo eléctrico y que por las características ultra-compactas del mismo, le permitieron superar los obstáculos que encontró.

Una vez consiguió retenerlo, sus dudas se disiparon al confirmar que se trataba de un delincuente que acababa de robarle el móvil a la mujer que minutos antes había visto tambalearse.

 

De esta noticia se han hecho eco varios medios de difusión nacional, como Antena3, La Sexta o el Diario de Sevilla entre otros, pero aquí ofrecemos el relato directamente de puño y letra del protagonista, nuestro aclamado compañero de la red de usuarios de monociclos eléctricos:

“Hoy os voy a contar una aventura que me ha pasado y ha sido gracias a tener un Ciclo o VMP, hoy ha sido un día en el que la gente gritaba, -el ha sido, el ha sido-, clavando su mirada y señalándome abiertamente con el dedo hacia mi persona y acto seguido, empezar a acercase policías uno a uno, dándome las gracias en persona, un gran cuerpo el de la CNP, conformado de grandes personas.
Yo simplemente iba en mi Mono Ciclo eléctrico haciendo mi ruta habitual de 4Km, desde donde aparco mi coche hasta el trabajo como todos los días, yendo por el carril bici de La Cruz Roja hacia Fray Isidoro de Sevilla, cuando en la lejanía veo a una mujer mayor, no se si cayéndose o levantándose, pero si con las manos para adelante como para evitar la caída, pero con una desesperación profunda por seguir corriendo, sus rodillas rozaban contra el suelo sin poder avanzar, me intento acercar rápidamente para ayudar a moverse a la señora y a medida que me acerco, me doy cuenta que esta llorando y con una cara desencajada, la voy escuchando decir -Mi movil, miii, mi mov…-, balbuceaba a pleno pulmón, mientras que me aproximo a esa mujer desesperada, que parecía mi madre, una chica, la agarro y estabilizo y mientras sujetaba a la mujer, grito, -le han robado el móvil o no se que mas-, señalando con insistencia detras de mi, me doy la vuelta y no veo mucho, solo un hombre, con prisas en la acera contraria, pero ese hombre miro para atrás y aunque estaba viendo alboroto y gente gritando seguía yendo rápido, me pareció un gesto extraño y salí corriendo hacia el en persecución, tuve que saltar varios bordillos para subir y bajar los 2 calles que me separaban de donde lo había visto torcer, cuando llegue al final, la calle se dividía en un cruce de cuatro calles, pero al final de una lo vi a paso acelerado y girar rápidamente hacia unos soportales, salto rápidamente a la acera y con precaución ya que voy por zona residencial, teniendo que parar en las puertas de los portales, intento seguirlo, cuando llego a donde había torcido, había unas barras anti bicicletas, que impedían el paso a cualquier otro vehículo que no sea el peatón, pero no es obstáculo para mi MonoCiclo Eléctrico, que esta diseñado precisamente para ayudar a moverse a los peatones, lo paso rápidamente y fácilmente , cuando ya este persona empezó a callejear por sitios que parecía que ya había utilizado para huir de motos y bicicletas en otros robos y por su aspecto y forma de correr intentando esquivar pasando de calle a calle, me dio a entender que esta persona que perseguía ya tenia una ruta de escape y que debía de ser un habitual de las fechorías, así que acelero, sabiendo que el se conoce la zona y que me quiere esquivar, cuando me acerco lo suficiente a el, le empiezo a vociferar lo mas alto que puedo y con voz tajante -Parate y suelta el móvil-, el sigue corriendo mirando perspicazmente hacia detrás y haciendo eses, como para confundir su trayectoria, yo acelero mas gritándole mas fuerte aun -detente, suelta el móvil, déjalo en el suelo-, una y otra vez mientras me acercaba a el con cautela, gritaba por si había alguien que me pudiese escuchar, justo cuando ya me estaba acercando a el, empieza a correr mas fuerte y gira otra vez a otra calle que tenia mas barras anti bicicletas, y se pone a correr mas fuerte y exclamaba algo que no terminaba de entender, pero que entrecortaba -dejame ir, estoy enfermo, no me persigas, déjame ir-, y un sinfín de palabras, que por que el miraba para delante y jadeaba de ir corriendo no podía entender todas, con mi Mono Ciclo Eléctrico no tuve ningún problema en pasar el anti bicicletas y nada mas pasarlo, alcance a esa persona, este individuo que aunque se le había descubierto, seguía dándose a la fuga sin soltar su presa, lo agarre por la espalda y solté mi MonoCiclo eléctrico en el suelo, en ese momento, ese hombre, ese individuo se dio la vuelta, y empezó a decir, -déjame estoy enfermo, que me dejes, que si no… que estoy mal, que te estoy avisando que me dejes ir-, y un ETC de frases parecidas, en una mano llevaba un móvil y su mano izquierda la estaba metiendo en el bolsillo de su chaqueta, en ese momento pensé que podía estar sacando una navaja y reaccione con contundencia, agarrándolo del cuello, con una fuerza y presión exageradas, clavando mis dedos en su garganta y con la otra mano, sujetando su brazo izquierdo para que no

lo pudiese sacar del bolsillo, el gritaba, -que estoy enfermo, que te voy a contagiar, que te digo que me sueltes, que estoy muy mal, que estoy enfermo-, pero como yo llevaba las protecciones de mi MonoCiclo eléctrico, llevaba casco, guantes y cazadora con protecciones, mi instinto me dijo que reducirlo era mejor que darle la espalda, así que seguí apretando su cuello con mas fuerza y forzándole a arrodillarse dandole con los pies, forcejeamos menos de un par de minutos y cuando conseguí una postura incomoda para el, le saque la mano del bolsillo, lo que quería sacar de su bolsillo era un movil y el comenta -este es, este es, ahora déjame, que si no…que te lo estoy diciendo-, relajo la fuerza que estaba ejerciendo y me dice -aquí tienes el móvil-, en ese momento casi me doy por vencido, ya tengo el móvil, es una persona que esta oponiendo una resistencia extrema, tiene pinta de delincuente habitual y yo estoy solo, así que lo voy soltando poco a poco y con cautela, para dejarlo ir realmente, pero en el fondo no quería hacerlo, pensando en la cara de esa mujer desencajada, pero poco a poco voy relajándome, el si quería ya podria correr y de repente, siento la presencia de otra persona, que se abalanza rápidamente encima del individuo, intenta tirarlo del todo al suelo, y justo en el momento que yo ya lo había soltado, al sentirme reconfortado y mas respaldado por otro ciudadano, vuelvo a apretarle el cuello fuertemente, ya forzándole completamente a tumbarse boca abajo en el suelo, indicándole a grito pelado que tiene que esperar a la persona a la que le ha hecho daño, mientras que el se resistía, yo seguía apretándole mas el cuello, hasta que la persona que llego, que era otro ciudadano ayudando a su prójimo, ya consigue reducirlo correctamente y yo ya lo suelto y dejo de intimidar, ya con tanto grito y jaleo, empiezan a aparecer vecinos, que ayudan al chico que me ayudo a mantenerlo reducido.

Aprovecho para acercarme a buscar a la señora que habían agredido, estaba algo lejos, ya que en la persecución rondaría estar a 1 Km de donde sucedió el delito, cuando me acerco a la señora, me pareció ver a mi madre, la pobre señora tenia un ataque de ansiedad y le costaba andar, después de intentar correr detrás de el y estaba exhausta, la acompaño hasta donde se encuentra retenido ese, no se, presunto delincuente?, por no utilizar otra definición que se ajustaría mas a lo que pienso. Cuando llega esa pobre mujer exhausta y estando inmersa en una tesitura como esta, empieza a increpar al delincuente hasta que ya sus fuerzas se caen y se derrumba al suelo, le acercan una silla y empieza a acudir la Policia Nacional y una ambulancia debido al ataque de ansiedad de la pobre persona, que cada vez que la miraba, veía reflejada a mi propia madre sufriendo.

Nada mas llegar la policia le puso los grilletes y el policía que lo estaba engrilletando al verlo dijo, -anda Ricardo, Eres Ricardo?-, el contesto, intentando separar sus mejillas del suelo, apretadas por la rodilla de un Policia, -Si, soy Ricardo-, el policía le contesto, -Tu no tenias que estar en el Hospital?-, y el volviendo a intentar separar su mejilla del suelo le dijo -Si, pero no me han dejado entrar-, y ya lo levantan y se lo llevan a un ZETA de la Policia, gracioso, el mismo modelo que mi VMP, Será mi modelo Z de MonoCiclo eléctrico el siguiente vehículo de la policia, por que ya es una Z, como los coches ZETAS de policia, VMP (Vehículo de Movilidad Policial).

Ya había una gran cantidad de gente viendo a la policia detener a un presunto delincuente y lo único que escuchaba a sido -el, el a sido, el es el héroe y ha sido con eso-, señalando mi MonoCiclo eléctrico, la verdad, ya enfrío, reconfortaba escuchar frases de alegría y jubilo, sobre todo hacia mi, escuchaba -Jo que chulo, era el Halcon Callejero detrás del tío, vaya chulada de aparato y como lo lleva el tío, vaya cojones el tío-, y un sinfín de alabanzas tanto a mi, como a mi MonoCiclo.

 

Para terminar, la policia nacional, me toma los datos y es de agradecer que prácticamente uno tras otro, me vinieron a dar las gracias de forma personal y me saludaron de una forma familiar y emotiva, por haber ayudado a esa pobre mujer, pero yo no estaba ayudando a una mujer, yo estaba ayudando a la madre de alguien, por que cada vez que veía a esa mujer, yo solo podía visualizar a mi madre. Yo creo que no vinieron todos los policías a dar su agradecimiento personal, por qué alguien tenia que detener a la persona que tiro al suelo a una pobre mujer.

Agradezco la rápida respuesta de la policia y a todos esos vecinos, ciudadanos que me ayudaron y me respaldaron, a ayudar a la madre de otra persona, para ayudar al prójimo, también agradecer a mi MonoCiclo eléctrico, ya que si no lo tuviese, no hubiera podido ayudar a la madre de nadie..”

El modelo de monociclo eléctrico que ha hecho posible esta detención es el Ninebot One Z10, un monociclo que en 2018 marcó un antes y un después en este tipo de movilidad. Sin duda uno de los mejores monociclos al que aspirar hoy en día.

VMP: ¿Vehículo de Movilidad Policial?
5 (100%) 1 voto

Contacta

Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

Enviando
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account